Flasheo de BIOS – Qué es y por qué no deberías hacerlo

Cada cierto tiempo, ya sea que estés intentando reinstalar tu sistema operativo o armando uno nuevo desde cero, escuchas el término «flashear la BIOS». Y aunque hayas manipulado varias veces la configuración de la BIOS o por el contrario las computadoras sean un misterio para ti, puede que nunca hayas intentado flashear la BIOS. Vamos a echarle un vistazo a qué es la BIOS, qué es flashear y cómo se hace y algunos errores que deberías evitar, para intentar aclarar las cosas. Vamos de una vez sin perder más tiempo.

¿Qué es la BIOS y qué es flashear la BIOS?

La BIOS es lo primero que se carga cuando enciendes la computadora. Las siglas significan Basic Input Output System, y se encuentra ubicada en un chip en la placa base. Su función es darle instrucciones a tu computadora para realizar ciertas tareas que pueden parecer bastante básicas. Nos referimos a cosas como interactuar con el hardware o cargar el sistema operativo. La BIOS también es responsable de algunas acciones como cargar el gestor de arranque, las configuraciones del CPU y a veces la contraseña en encendido.

Cuando enciendes la computadora vas a ver un proceso conocido como POST, Power-On Self-Test o autoprueba de arranque. En este momento la BIOS verifica la memoria del sistema, revisa los dispositivos del sistema y ubica el dispositivo desde el cual debería iniciar. Después de pasar estas pruebas la BIOS pone el control en manos del sistema operativo.

Ahora lo divertido, ¿qué es flashear la BIOS? Flashear significa actualizar tu BIOS (o cualquier otro componente de hardware, dicho sea de paso) con un nuevo programa. Este proceso mejora la funcionalidad de tu BIOS. Además, algunas veces añade funciones nuevas, pero es un proceso que se debe hacer con extremo cuidado. Si realmente no lo necesitas es mejor que te vayas por lo seguro y no lo hagas.

¿Cuándo deberías flashear la BIOS?, ¿y cómo se hace?

Hay varias razones por las cuales podrías querer actualizar tu BIOS. La primera y más común es para que sea compatible con procesadores más modernos, como es el caso de los procesadores Ryzen serie 3000 de AMD. Se podían usar en antiguas placas base B450 o X470, pero esto solo era posible si flasheabas una BIOS nueva que admitiera estas placas base.

La segunda razón es si quieres instalar un dispositivo de almacenamiento más grande. Honestamente, hoy en día esto no es mucho problema. Pero algunas placas base viejas tienen una BIOS cuya configuración solo acepta dispositivos de almacenamiento de hasta cierta capacidad. Si quieres un dispositivo de mayor capacidad vas a tener que flashear la BIOS.

Y de último pero no menos importante, puede que un flasheo de BIOS sea necesario si la BIOS actual tiene errores. Es algo que no suele pasar muy frecuentemente, pero si el fabricante de tu placa base encontró un bug en la BIOS, un flasheo puede ser una buena opción para solucionarlo.

¿Cómo se hace?

Hay varios métodos para hacer este proceso. El primero y el más «tradicional» es utilizar la función integrada de la BIOS. La segunda es utilizando un programa de Windows que tiene controladores especiales que le dan acceso a la BIOS a nivel de hardware, actualmente esta es la forma más común de hacerlo.

Tienes que ser cuidadoso con la energía, porque si te quedas sin electricidad mientras estás flasheando la BIOS puedes terminar con una computadora que no arranca. Por esta razón algunos fabricantes de placas base modernas implementaron un firmware segundario en un chip separado. Si la BIOS principal queda dañana de alguna forma, el firmware segundario se activa y puedes devolver todo a la normalidad.

Errores comunes al momento de flashear la BIOS que querrás evitar

Como mencionamos anteriormente, cometer errores durante un flasheo de BIOS tiene el potencial de convertirse en un error muy grande. Por lo tanto decidimos mencionar algunos errores que se cometen frecuentemente para que sepas evitarlos.

Descargar el archivo equivocado

Este es el más común y el que casi todo el mundo comete. Descargas el archivo BIOS y el flasheo falla. ¿Por qué? Porque descargaste el archivo de una versión equivocada o, incluso peor, del modelo de placa base equivocado. Este es un error muy común cuando estás flasheando una BIOS de una computadora prearmada porque algunas veces puede resultar difícil descubrir cuál placa base trae instalada. Sin embargo, la mayoría de las placas base vienen con una función de seguridad que no te permite flashear la BIOS equivocada.

Usar una herramienta de flasheo obsoleta

Esto era más común que pasara con placas base viejas, que venían con un CD que contenía herramientas para flashear la BIOS. Si tienes uno te irá mejor descargando la más reciente herramienta de flasheo de BIOS desde la página web del fabricante de tu placa base.

No seguir las instrucciones

No es un secreto para nadie que a algunos no nos gusta leer las instrucciones. Pero algunos fabricantes tienen instrucciones muy específicas que debes seguir para que el proceso de flashear la BIOS transcurra sin inconvenientes. Por ejemplo, puede que tengas que cambiar algo en la configuración de tu BIOS actual para que te permita reemplazarla por una nueva. En la mayoría de los casos estas instrucciones se encuentran en la página web del fabricante o en el archivo «read me» que viene incluido en el archivo para flashear la BIOS.

Flashear la BIOS desde Windows mientras se ejecutan otras aplicaciones

Aunque algunos fabricantes menosprecian la idea de flashear la BIOS desde Windows, algunas veces es la única opción. En ese caso tienes que cerrar cualquier aplicación que se pueda estar ejecutando en segundo plano, y también vas a tener que finalizar cualquier proceso adicional. Si tienes un antivirus ejecutándose desactívalo, suelen causar problemas en estas situaciones.

No tener un respaldo

De último pero no menos importante, siempre debes tener esto en mente al intentar un proceso riesgoso como flashear una BIOS: tienes que tener un plan de respaldo. Ya mencionamos que algunas placas base tiene un firmware separado y segundario para las situaciones en las que algo falla. Pero si no tienes una placa base así, deberías tener listo un respaldo para tu BIOS actual. Esto se logra haciendo un respaldo desde la herramienta de flasheo o descargando la BIOS actual desde la web del fabricante de tu placa base.

Para concluir

Considerando todo lo anterior, flashear la BIOS es algo que solo deberías hacer si lo consideras realmente necesario. Pero si debes hacerlo, asegúrate de seguir las instrucciones al pie de la letra, descarga los archivos correctos y ¡ten siempre listo un respaldo!

Leave a Comment: